Seguidores

miércoles, 24 de noviembre de 2010


Y el camino se torcía lentamente,
los espejos lo mostraban a la mente,
yo saltaba los pasillos,
y aunque todo perdía brillo,
la partida me esperaba finamente.
Había un palier con un espejo,
frente a otro espejo,
frente a otro espejo,
frente a otro espejo,
frente a otro espejo,
otro espejo
, otro espejo,
otro espejo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario